Actividades

Yoga:

La práctica regular del Yoga, reduce los efectos del estrés, oxigena los tejidos a través del estiramiento y aumenta el tono muscular, mejorando el estado físico y psicológico. En general, con el tiempo nos permite acrecentar nuestra salud y vitalidad.

Los objetivos para la persona, son los siguientes:
• Realizar diversas rutinas de movilización y estiramiento que fomenten la salud.
• Aumentar la elasticidad y flexibilidad
• Aumentar la capacidad pulmonar
• Aprender a relajarse
• Profundizar en la tranquilidad y serenidad
• Introducir rutinas de relajación y positividad en la vida diaria.

Mindfulness:

“La conciencia que surge de prestar atención, de forma intencional, a la experiencia tal y como es en el momento presente, sin juzgarla, sin evaluarla y sin reaccionar a ella” (Kabbat-Zinn, 2002)

A nivel psicológico, Mindfulness o Atención Plena, enseña las herramientas para dar claridad a la mente, fomentando una Actitud de Atención, Observación y Presencia, básica en un estado Mental saludable.

Mindfulness o conciencia plena consiste en el proceso de observar expresamente cuerpo y mente, de permitir que nuestras experiencias se vayan desplegando de momento a momento y de aceptarlas como son. No implica rechazar ideas o pensamientos o emociones, ni trata de controlar nada en absoluto que no sea focalización y dirección de la atención.

A nivel físico, desde Mindfulness se practican ejercicios físicos sencillos que implican movimiento corporal lento. El objetivo no es aumentar la flexibilidad, sino tomar conciencia de los movimientos corporales y de la respiración simultáneamente, para extrapolar esta actitud a los movimientos de la vida diaria.

Yoga y Mindfulness:

En esta actividad se aunan los beneficios propios de las dos actividades anteriores.

Mediante el YOGA a través de los movimientos conscientes, las posturas suavemente mantenidas, la respiración, la relajación y la atención sostenida que requiere la práctica, se fomenta la atención en el cuerpo, lo que disminuye el estrés y la ansiedad, sosteniendo los efectos de las técnicas meditativas de Mindfulness.

Para personas que inicialmente no se pueden concentrar o mantener la atención, la entrada a la atención plena a través de la relajación del cuerpo, les supone una invitación accesible para el aprovechamiento de las técnicas de Mindfulness. Las propias técnicas de yoga, ejercen una profunda influencia sobre la mente a través del sistema hormonal. Inducen estados de calma y serenidad.
– La respiración abdominal enseña a respirar mejor, y aumenta la irrigación sanguínea y la salud en los órganos internos.
– La respiración consciente, focalizada en el cuerpo, nos permite deshacernos de toxinas y renovar el oxígeno.
– Los movimientos suaves y sostenidos añaden todos los beneficios del ejercicio de estiramiento y flexibilización. Se mejora la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio. Aumenta la flexibilidad en tendones, fascias, articulaciones y músculos.

Automasaje, estiramientos y relajación:

La práctica regular del estiramiento reduce los efectos del estrés y mejora rápidamente la flexibilidad. Con el tiempo nos permite ganar forma física, vigor,salud y vitalidad.

Los diferentes de tipos masajes y de terapias manuales proporcionan salud, mejorando la circulación sanguínea y linfática, fortaleciendo el sistema nervioso, estimulando el sistema hormonal y fomentando así los mecanismos de relajación y auto-sanación del cuerpo, acrecentando además la sensación de relajación y la percepción psicológica del cuerpo.
Mediante el masaje, el tono muscular y el estado físico y psicológico en general se acrecientan.

La utilización del Auto-masaje se ha demostrado de gran validez como complemento terapéutico y de salud.
Se realiza mediante la aplicación de técnicas de masaje como: golpecitos, presión, fricción, roce, amasamiento o vibración, en diversas partes del cuerpo (cráneo, facial, cervical, dorsal, lumbar, órganos y extremidades), aplicados de forma sencilla, combinados con el estiramiento de los músculos, (que produce el masaje interno de los órganos) y la relajación.

Yoga de la Risa:

El Yoga de la Risa fue creado por un médico hindú, el Dr. Madan Kataria en el año 1995 en Bombay.
Desde entonces fue creciendo y ahora se practica por todo el mundo, en empresas, centros deportivos, escuelas, universidades, residencias etc,… en casi más de 70 países, especialmente en EEUU.

En el Yoga de la Risa se combinan los ejercicios de respiración del Yoga con ejercicios de risa.

En Yoga de la Risa, aprendemos a reírnos a voluntad, no dejando la risa al azar. Al reirnos, como ejercicio, podemos prolongar nuestra risa tanto como queramos. Cualquier persona puede reír, sin necesitar hacer uso del humor, comedia o chistes.

Yoga de la Risa es una técnica que permite a los adultos obtener risa alegre prolongada sin involucrar el pensamiento cognitivo. La risa se inicia como un ejercicio de grupo y relajación, pero pronto se convierte en risa real y contagiosa.

Esta disciplina se asienta sobre una serie de ejercicios donde se combina la actitud de juego, la risa incondicional y la respiración yóguica (Pranayama),junto al contacto visual con el grupo y una actitud infantil y juguetona.

Se puede practicar desde la más tierna infancia hasta más de 100 años, no hay más contraindicación que la de parar a tiempo, pues para poder disfrutar de los beneficios comprobados que tiene la risa, tan solo necesitamos reír, y así modificar el estado de ánimo.